MELOMANIA21

General

No More Lies - 41º46,5'N-3º1,9'E (2005)

Escrito por melomania21 10-07-2011 en General. Comentarios (0)

Ahora que Nothink  estándisfrutando de un éxito merecido, no está de más reivindicar a uno de losgrupos que a buen seguro les ha marcado desde sus inicios y también durante sucarrera. Y no solo en los madrileños, sino de la gran mayoría de grupos queforman o han formado parte del sello BCore. Hablamos, como no, de los seminalesNo More Lies.

Allá por 1997, tres chavales de Sant Feliu de Guixolsconsiguieron llamar la atención de los aficionados al hardcore de este país. Suprimera referencia “Seeds Of Enthusiasm” venía a demostrar que también ennuestras fronteras era posible facturar un género tan emergente como elemo-core, post hadcore, o como diantres quiera llamarlo cada uno. Varios añosmás tarde, ya en 2002, llegaría su confirmación en forma de todo un pepinazocomo “][“. En él se aunaban los poderosos y punzantes riffs de Santi Garcia, perfectamenteacompañados con una sección rítmica a prueba de bombas y melodías para nadaevidentes que les permitían ser una banda de sonido accesible sin entrar en locomercial.

Por desgracia para sus fieles seguidores, No More Lies hansufrido siempre el gran inconveniente de que Santi Garcia se convirtiese enunos de los productores más solicitados de la última década en nuestro país(responsable de la gran mayoría de trabajos de gente como The UnifinishedSympathy, Standstill, Madee, Tokyo Sex Destruction  y decenas de bandas más) lo que ha hecho queno hayan publicado discos con la regularidad deseada, aunque nunca defraudaban.Su última obra, “41º46,5'N-3º1,9'E”, llegaría en 2005 y le seguirían variosaños de silencio hasta el anuncio de su defunción oficial, aunque han seguidodando algunos conciertos de manera espontanea.

Centrándonos ya en este disco (cuyo título son lascoordenadas geográficas de su pueblo, Sant Feliu de Guixols), supone unasimplificación de su sonido al máximo. Si antes sus composiciones tenían unasestructuras más enrevesadas, aquí se guían por unos patrones más clásicos peroigualmente certeros. Más inmediatos, directos y melódicos que nunca, el powertrío catalán va directo al grano con diez canciones que despachan en menos de 24minutos. Sin trampa ni cartón, solo ellos y su música, sin aditivos, haciendovaler aquello de que menos es más en títulos como “My Sinking TV”, “CatalanOfficial Parasites”, “Youth Powered By Anxiety” o “Mortar Views”, en las quedespliegan todas sus armas.

A pesar de su irreparable pérdida, todavía podemos seguirdisfrutando del talento de Santi y el batería Roger Ortega en los tambiénrecomendables Vistalegre, a los que se les une Marc Clos de Nueva Vulcano.

 

tu blog http://www.mediafire.com/?m7y7allyp5wbpkc

Extremoduro - Yo, Minoría Absoluta (2002)

Escrito por melomania21 05-07-2011 en General. Comentarios (0)

 

Amados y odiados, venerados e incomprendidos. Algunos han continuado con ellos a cada paso que daban, otros les abandonarían en el camino, y otros pocos ni se molestarían en adentrarse en su mundo. Por todo ello y más, Extremoduro es sin duda un grupo especial, diferente y único dentro del rock cantado en castellano. La etiqueta de rock urbano, costra o calimochero que tanto daño ha hecho a la música de este país, puede haber supuesto una losa demasiado grande para ellos, pero al final cualquiera que se haya molestado en escuchar atentamente su discurso, habrá comprobado que están a millones de años luz de sus competidores (llámense Barricada, Platero y Tú o Marea).

 

Extremoduro ha sido, es y será siempre una formación que va a su bola, haciendo lo que les sale de lo más profundo de sus entrañas. Tal vez sea ese el secreto de porque atraen a tantísima gente y sin duda, su líder y principal compositor, Robe Iniesta, es la razón de tantos aplausos. Un tipo que es un mito casi indescifrable, puede que incluso para él mismo. Nunca ha cedido ni un milímetro, y su carrera se ha labrado únicamente por los pasos que el mismo dictaba. Daba igual que obtuviera un grandioso éxito comercial con su disco “Agila” que los encumbró en lo más alto del rock estatal, que años más tarde, después de más de un lustro sin sacar material nuevo, se desmarcase pillando a todo mundo a contrapié con “La Ley Innata”, un trabajo de solos seis canciones que componían un trabajo conceptual de tintes progresivos pero siempre con su sello personal. Por cosas como estas y muchas más son un grupo tan querido como defenestrado.

Pero podríamos hablar durante horas de toda la historia e idiosincrasia que rodea al grupo, así que pasemos a lo que hacemos aquí que es hablar de un trabajo tan redondo como es “Yo, Minoría Absoluta”. Tal vez, sus seguidores más acérrimos prefieran sus inicios más “destroyer” o alguno de los discos que hemos mencionado anteriormente, pero lo que no se puede discutir es que este álbum, que después le supuso a Robe un parón creativo de seis años, desprende la esencia del grupo por todos sus poros.

Lo que aquí encontramos es rock urbano unido con la poesía de un drogadicto salido de la Extremadura profunda con un talento innegable para escribir unas letras que de una manera u otra te calan muy hondo. Ya sea en disparos a bocajarro como “A Fuego” o “Puta”, donde no se andan como medias tintas, como en momentos  más sosegados pero que hacen incluso más daño, caso de “La Vereda De La Puerta De Atrás”, “Cerca Del Suelo” o la hermosa “Standby”. A ratos potentes y desgarradores, otros más melancólicos y oscuros, pero siempre arrebatadores.

 Y si alguien duda de su técnica a la hora de atacar sus instrumentos, solo tiene que prestar atención a la guitarra de Iñaki Uoho, uno de los principales culpables de que la banda haya mejorado tanto en los últimos discos. Amén de los arreglos que podemos descubrir en “Luce La Oscuridad” o “Menamoro”.

En definitiva, Extremoduro son un grupo único en su especie. Como decíamos al principio, los amarás o los odiarás, pero a ellos no les importa absolutamente, siempre van a su bola.

 

your own bets http://www.mediafire.com/?oqq877tq694b7ex

Vacazul - Vienen Tiempos (2004)

Escrito por melomania21 25-06-2011 en General. Comentarios (0)

 

La historia de Vacazul es la de tantas bandas de este país que cuentan con músicos de innegable calidad, curtidos en una y mil batallas dentro del circuito, amantes de lo que hacen, pero con los que la suerte siempre resulta esquiva a la hora de obtener un merecido reconocimiento.

 

El grupo se formó allá por los 90, teniendo el barrio madrileño de Malasaña como principal centro de operaciones. Sus miembros han acabado formando parte de alineaciones tan míticas como Los Coronas, Sex Museum o Depedro, este último proyecto en solitario de su vocalista Jairo. Todo ello ayuda a imaginarnos la magnitud de los músicos ante los que nos encontramos, pero a los que tal vez no les hallas dando esa oportunidad que merecen.

Sin duda su disco más redondo es el último publicado hasta la fecha: “Vienen Tiempos”. Con una producción acertadísima, potente pero sin trucos de estudio, lo que aquí nos proponen Vacazul es un rock melódico, alegre y elegantemente presentado.  Temas como “Vuelo”, “Chico Listo”, “Vienen Tiempos” o “Mucho Mejor”, apuestan por la contundencia de las guitarras pero sin olvidarse de las magnificas melodías de Jairo. “Aún De Pie” o “Tú” vienen a certificar su buen hacer en las composiciones de un tempo más lento, donde los teclados brillan a gran altura.

Es este otro caso de un gran grupo que podríamos considerar de culto y que inexplicablemente nunca consigue traspasar la línea para llegar al gran público. Recomendadisimos.

 

 

your own bets http://www.mediafire.com/?mymcc7cexsha1ne

Cocktail Slippers - Saint Valentine's Day Massacre (2009)

Escrito por melomania21 14-06-2011 en General. Comentarios (2)

 

Además de ser el guitarrista de Bruce Springsteen e interpretar a Silvio Dante en Los Soprano, Steve Van Zandt es un tipo con muy buen gusto. Aún siendo un personaje tan popular y querido dentro del show business, tiene tiempo para su propio programa de radio e incluso un sello discográfico, Wicked Cool, en el que demuestra tener buen ojo como para fichar a cualquier grupo que le entusiasme, caso de las noruegas Cocktail Slippers.

 

Tanto se encaprichó Steve con estas chicas que practican un garage rock deudor de The Runaways con melodías de los grupos de chicas de los 60, que no solo decidió agenciárselas para su compañía, sino que además se encargo de la producción de su tercer largo, e incluso les cedió un par de temas propios para la ocasión. El resultado es “Saint Valentine’s Day Massacre”, un álbum que huele a pop clásico con un aroma irresistible.

Cortes como “You Do Run”, “In The City” o “Anything You Want” son pop rock en la mejor tradición de los grupos clásicos de los 60 y 70, con unos arreglos vocales de auténtico lujo que suponen el mayor acierto de todo el álbum. La propia “Saint Valentine’s Day Massacre” y “Gotta Crush” son de esos singles que de tan perfectos resulta inexplicable como ninguna emisora con algo de buen gusto decidió apostar por ellas en su día.

Este tercer disco de Cocktail Slippers desprende inocencia y sencillez al mismo tiempo que resulta agradable de escuchar, con unas melodías que terminarán por incrustarse en tu memoria cuando menos te lo esperes. 37 minutos que se pasan volando sin darte apenas cuenta.

 

your own bets http://www.mediafire.com/?g11ybph0t78p4xo

Graveyard - Hisingen Blues (2011)

Escrito por melomania21 06-06-2011 en General. Comentarios (0)

 

Con el paso de los años se ha ido demostrando que aquella eclosión de bandas suecas a finales de los 90 y principios del nuevo milenio fue más producto de un trabajo constante que no de una mera casualidad producida por la alineación de los planetas. A pesar de que algunas de aquellas bandas ya no siguen dando guerra o están en horas bajas, no nos deja de sorprender como desde el país del imperio IKEA siguen saliendo grupos de rock tan cojonudos. El último ejemplo lo encontramos en el fabuloso segundo trabajo de Graveyard.

 

Cuatro años han pasado desde su debut homónimo, tiempo en el que han tenido espacio suficiente para madurar su propuesta de hard rock heredero de las grandes formaciones de los 70 (ya saben: Zeppelin, Sabbath, Purple, Cream… ¿hace falta que siga?) y como resultado han entregado un trabajo que va hacer disfrutar a más de un aficionado a este tipo de sonidos.

La producción resulta de lo más brillante, consiguiendo un sonido de lo más orgánico. Las guitarras suenan potentes pero limpias, y la batería te guía con un ritmo trepidante a lo largo de este fantástico discurso de rock and roll que es “Hisingen Blues”. Ya el primer redoble de “Ain’t Fit To Live Here” te pone en situación para que en menos de tres minutos tu cerebro haya retrocedido 40 años atrás en el tiempo para iniciar un viaje del que no querrás volver.

Temas como “Hisingen Blues”, “RSS” o la Sabbathiana “Ungrateful Are The Dead” te harán menear las greñas y rockear a base de bien, pero serán en los temas más introspectivos donde conseguirán que caigas rendido a sus pies. Díganme si “Unconfortably Numb” no merecería ser todo un clásico de haber aparecido en otra época, blues de muchos quilates. En “Longing” nos invitan a un tripi psicodélico con reminiscencias al spaghetti western del sello Morricone. Y para rematar esta esa maravilla llamada “The Siren” que condensa en seis minutos todo lo que tienen estos chicos por ofrecer. La fuerza y la pasión que transmiten se siente en cada nota, en cada golpe de caja, en cada silaba que el bueno de Joakkim Nilsson tiene a bien de susurrar o vociferar a los cuatro vientos según convenga.

“Hisingen Blues” es un viaje a otra época como también lo es una reivindicación de que esta música está por encima de modas pasajeras. Un sonido añejo hecho para perdurar durante décadas. Y encima la portada que ilustra el álbum es de las más bonitas que he visto en los últimos tiempos. ¿Qué más quieren?

 

your own bets http://www.mediafire.com/?tw9tw21iq255hh7